Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

martes, 27 de octubre de 2009

Kuncita: la sanadora del corazón

En esta ocasión no voy a explicaros cómo me hice el pasado domingo con un ejemplar de kuncita, entre rosa y lila, que llevo al pecho desde ese día: es demasiado personal y aún no lo tengo "integrado" en su totalidad en mi interior.

... Pero sí que quiero hacerme un huequito para hablaros de las propiedades de esta hermosa y rara gema...

En realidad, la especie mineral a la cual pertenece esta preciosidad se llama "espodumena". La kuncita es la variedad transparente y rosada, mientras que la hiddenita, de la que ya hablaré en otra ocasión, es verde.

Algunas personas la confunden con la turmalina rosa y verde, pero nada que ver. El chakra correspondiente a esta piedra es el corazón, y definitivamente la kuncita ayuda a poner en orden numerosos desarreglos corononarios, como las palpitaciones o la tensión alta, por ejemplo (aunque sí, id al médico y comprobad cómo se encuentra vuestro sistema circulatorio: os lo digo por experiencia :-). Se dice que la kuncita es la mejor piedra para potenciar el amor propio, muy por encima del afamado cuarzo rosa, que la mayoría de las personas utilizan por el sempiterno conflicto humano con las relaciones íntimas.

¿Y por qué? Pues porque el mayor problema al que nos enfrentamos las personas, aunque no nos demos cuenta en la mayoría de las ocasiones, no es el enfoque en nuestras relaciones con los demás. ¡Ni muchísimo menos! Muy al contrario, se trata de las relaciones con nosotros mismos lo que no tenemos bien orientado. Por exceso o por defecto, la gente se ama muy mal a sí misma. Y reitero: como he dicho muchas veces, sólo aquel que se ama a sí mismo es capaz de amar realmente al prójimo. Si la totalidad no se expresa en este sentido, poco o nada tenemos que hacer; sólo jugar con amores a medias, que nos depararán más sinsabores que auténtica felicidad.

Como la turmalina negra o chorlo, la kuncita disuelve poderosamente la negatividad a nuestro alrededor. Ni que decir tiene la utilidad de esto para todos aquellos a los que nos da la manía por absorberlo todo. La tristeza no tiene tampoco mucho que hacer en las cercanías de la poderosa kuncita. Aporta paz y amor, y además, absorbe el electromagnetismo producido por el móvil y los ordenadores.

La llaman la gema "del amor universal", frente al cuarzo rosa, gema del amor más concreto y humano. Desbloquea todo el aparato circulatorio, y lo que es más evidente, toda la parte emocional, incluso a una velocidad que nos dejará sorprendidos. Todo aquello que guardamos dentro, y que aún no nos resulte evidente, estallará de repente ante nuestros ojos. Alivia muchísimo la tensión en los hombros para todos aquellos que tenemos la costumbre de tenerlos casi siempre contraídos (síntoma de bloqueo o de saturación en el chakra cardíaco).

La kuncita también es de ayuda en todos aquellos conflictos relacionados con el sistema nervioso. Nuestra gema del día es una auténtica puerta celestial: es capaz de romper completamente las barreras del tiempo hacia el pasado y hacia el futuro, y absorbe, atrayéndolo, el conocimiento que el Alma requiere. Es muy beneficiosa para las personas con conductas adictivas, con bloqueos traumáticos o en relación a otras personas que necesiten ser liberados; ayuda a los depresivos y es muy poderosa para abrir y sanar definitivamente al corazón.

De una forma lenta pero precisa, la kuncita enseña a ver la manifestación del amor divino en toda la Creación. El entendimiento da paso al gozo, y ese gozo acaba generando gratitud. Cuando llegamos a este punto, estamos devolviendo Amor al Universo. Nos convertimos en auténticos generadores de luz en el plano material. Mucha gente, y más en los últimos tiempos, siente que somos una especie regresiva, sin amor, constantemente cometiendo crímenes y abusando de nuestros semejantes. Esta actitud, así como los actos que genera, tiene su origen en la ilusión de la separación con respecto a la Fuerza Divina del Universo.

La kuncita nos recuerda que, cuando nos reconectamos con el amor inconmensurable del Universo a través de las emociones de gozo y gratitud, vemos que todas las cosas son sagradas. Al renovar nuestra conexión con la Divinidad, podemos estar renovando también nuestra opción para la redención de la raza humana. Así pues, esta gema ofrece lo más importante: una oportunidad para conectarte con La Fuente, y la celebración de la Creación Infinita. Creo que no hay nada más importante ni más sagrado que eso.

¡Besotes!

No hay comentarios: