Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

lunes, 4 de mayo de 2009

Quiastolita: la Piedra de la Cruz ("Lapis Crucifer")

¡Buenos días! ¿Qué tal habéis pasado todos/as las festividades del 1 de mayo, y para los españoles que me siguen, también el Día de la Madre, y para los madrileños en particular, conmemoración de la batalla del 2 de Mayo contra los franceses en Madrid? XDDD

... Me colgué del cuello ayer mismo una quiastolita como la de la foto, que había comprado por lo menos hace 5 años en Asturias, tierra donde se da con mucha profusión, para celebrar los (para mí) tres días festivos, se conoce... Ahora en serio, estamos hablando de una piedra curiosa, mágica por excelencia, que se conoce por muchísimos nombres (entre ellos, "Piedra de la Cruz", "Piedra del Rayo", o "SanPedra"). También se la conoce, más científicamente, como andalucita (aunque no todas las andalucitas "fabrican" en su corazón de mineral la característica cruz). El secreto de esta "cruz" que muestra la piedra es la cristalización en macla: dos o más cristales gemelos, orientados simétricamente en torno a un eje, y que se asocian.

El nombre "quiastolita" proviene del griego "kiastós", que significa "cruzado en aspa". Curiosamente, aquí en España tenemos muchas tradiciones y leyendas asociadas a esta significativa piedra, pero he descubierto que los araucanos también la han considerado desde siempre como una gema mágica. En España y en América, la quiastolita es usada como amuleto de protección, para invocar los elementales, para lograr el éxito, etc. Sintiéndolo por los amigos argentinos y chilenos (que muchas veces en el pasado han asociado esta piedra a la lucha araucana contra los españoles), aquí tenemos, y en abundancia, quiastolitas. Concretamente, es clásica la localidad de Boal, en Asturias. Pero también las hay en Brasil, Sri Lanka, Austria y Estados Unidos.

Parece que el hombre primitivo ya veneraba la quiastolita, por los ejemplares encontrados en algunos yacimientos arqueológicos... A estas piedras se le han atribuido numerosas propiedades curativas y espirituales. Es comúnmente admitido que centran en la tierra a las personas demasiado "volátiles"; son altamente protectoras contra los malos deseos y pensamientos, ya sean propios o de otras personas; encaminan con delicadeza hacia el éxito, vigorizan, y promueven la aceptación y comprensión de la conciencia hacia los propósitos del alma. Dicen que también encuentra buenas soluciones para ganar dinero.., lo cual no está de más, en estos tiempos que corren ;-).

Con todo esto, no es de extrañar que los peregrinos a Santiago de Compostela portaran comúnmente esta piedra, como protección para el largo camino. Según otros, las quiastolitas otorgan salud y fertilidad a la mujer; la piedra era utilizada además como salvoconducto y seña de reconocimiento e identidad en tierras celtas; dicen, por si todo esto fuera poco, que esta gema auyenta las tormentas, y que protege de la picadura de las víboras (qué buena compañía para todos los montañeros); se dice, por último, que la quiastolita defiende de los malos espíritus, que lleva a buen puerto a los audades navegantes de los espacios astrales, y que logra el éxito en las causas imposibles.

A mí, francamente, lo que más me interesa es lo de encaminar con bien el propósito del alma.., encuentro siempre dificultades para saber qué es lo que quiero, y lo que debo. Me lo explico porque mi espíritu se hace escuchar más en mí, quizá, que en otras personas, y por lo tanto asumo que me hace "cortocircuito" entre la conciencia y Él.

¡Bueno! Veremos qué cosas buenas, o no, me trae esta piedra.., que a propósito, en América es conocida a veces, también, con el nombre de "piedra de la Cruz del Sur". ¡Está gema tiene tantos nombres, creo, como pobladores diferentes tiene el planeta!

¡Saludotes!

3 comentarios:

Castor vs Pollux dijo...

Pos a lo mejor se me va la pinza, pero a mi esta piedra me recuerda a la cruz de la orden del Hospital.

Andrómeda72 dijo...

Pues amigo, para mí que no se te va, no se te va la pinza ni muchísimo menos. Y a todo esto, ¿por qué no escribes, y me lo mandas, ese artículo sobre las órdenes militares que me comentaste? Hay mucha gente que quiere saber por aquí cosas de ese tipo, y ya sabéis todos que podéis utilizar estas páginas como plataforma para divulgar todo lo que consideréis conveniente.

¡Un abrazooooote!

Anónimo dijo...

chile!!







chile