Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

martes, 19 de mayo de 2009

Morgan Le Fay, Glastonbury y el ciclo artúrico

Ayer, comiendo en la redacción, casi me trago un hueso de pollo y me ahogo viva.

... Me ahogo viva, como la "beeeeestiaaaa que se aberronchaaaa contra el rocaje vivoooo" del genial Aberroncho de José Mota.., esa frase que me parto con ella y que tanto ha dado de sí en las conversaciones con mis amigos durante los últimos tiempos XDDD... (por cierto, saludos desde aquí a mi ex-compañero de facultad Iker Jiménez, por si le da por pasarse por este humilde blog :-).

¿Y por qué? Pues porque alguien cuyo nombre no voy a desvelar soltó públicamente la siguiente perla durante la comida, refiriéndose a uno de los más conocidos arquetipos del ciclo artúrico: "Ah, sí, Morgana.., ésa que era una puta, ¿no?".

En fin.., como el desconocimiento es, a mi juicio, la peor de las enfermedades del espíritu y hasta del cuerpo, hoy voy a hablar un poquito del personaje de Morgana.., a ver si nos aclaramos un poco las ideas y evitamos los atragantamientos ajenos.

Me remito a la siempre útil Wikipedia, que nos presenta esta descripción de Morgana:

"La Bruja Morgana, también conocida como el Hada Morgana y hasta la bautizaron como Morgan Le Fay (Hada), ha sido desde siempre una de las hechiceras más famosas y poderosas de la literatura occidental; siendo para muchos la clara personificación del mal, el odio y la venganza, así como la belleza ardiente, el deseo, la tentación y, por encima de todo, la pasión. Mujer capaz de convertirse en cualquier animal, persuadir a los mortales mediante la telepatía, ver el futuro e incluso alterarlo, fue la perdición de muchos hombres poderosos, como el mítico Arturo Pendragón e incluso Merlín el Bardo, el más poderoso de los hechiceros de su tiempo".

Bueno, no está tan mal... Podría ser peor, de hecho, XDDDD. Reconozco, por si acaso, la enorme, gigantesca, gran labor que ha realizado en el pasado y que continúa llevando a cabo la Iglesia Católica en el mundo; pero también observo y no puedo pasar por alto las tremendas injusticias y el sistemático ocultamiento de la verdad que ha fomentado en muchas ocasiones, permitiendo, así, confusiones deshonestas y fatales como la que nos ocupa. Y digo esto porque eso de "puta", más lo de la asimilación del poder femenino a algo diabólico y al mal, sé perfectamente de dónde viene: séeeee...

En fin: hay una obra literaria fantástica que quiero recomendaros, y que se titula "Las nieblas de Avalon", de Marion Zimmer Bradley. Este texto vio la luz por vez primera en 1982, antes de que todos nos volviéramos locos y nos pusiéramos a hablar, sin saber en la mayoría de los casos, de ángeles, demonios y demás zarandajas. En realidad, se trata de una saga que consta de cuatro libros: "Maestra de magia", "La Reina Suprema", "El Rey Macho" y "El Prisionero del Roble". Altamente recomendable para todos/as aquellos/as que todavía vacilan a la hora de comprender la diferencia entre lo que llamamos "puta" (que de eso habría mucho que debatir también) y "sacerdotisa". Más que nada, porque en esta saga, la historia de Arturo y Camelot, es decir, toda la recreación de la leyenda artúrica, corre a cargo de un personaje femenino: nada menos que Morgana Le Fay.

A propósito de este tema, quiero contaros que estuve hablando (vía mail) hace poco con Rosa Natalia Poveda (sí, sí, mi profe de astro kármica) sobre el tema de las energías tan potentes que se mueven, según ella atestigua, en la zona de Glastonbury, en Somerset, Inglaterra... No he hablado así, en directo, con Rosa sobre esta cuestión, pero entiendo que ella es una especie de "buscadora" o "rastreadora" de "sitios de poder" por todo el mundo... Glastonbury es un lugar famoso mundialmente por la cantidad de mitos que se relacionan con él (relativos precisamente a las leyendas artúricas, en la mayoría de los casos). Más adelante hablaré quizá sobre la explicación del mito que ella, tan amablemente como siempre, me dio. Es una lástima que no haya podido encontrar el enlace web de la revista Verdemente, donde Rosa Natalia explica estupendamente lo que significa viajar por lo que ella llama "La Inglaterra del Rey Arturo". Se trata de un artículo en el cual Rosa disecciona los arquetipos del ciclo artúrico desde una perspectiva más bien metafísica. Estoy planteándome seriamente poder postearlo aquí, si ella me da permiso para su difusión.., y si la revista Verdemente no tiene ningún problema al respecto.

En fin.., que ni Morgana era tan puta, ni el ciclo artúrico tan evidente como muchos quizá creíamos... Hay mucho, muchísimo por descubrir en relación a este tema, incluso sobre la propia figura de Morgana. Tomaros esto como un aperitivo: el tema me apasiona, así que lo diseccionaré tanto como pueda. Mientras tanto, iré haciendo planes para ver si engaño a alguien y puedo desplazarme hasta Glastonbury: me da que la visita podría convertirse en toda una experiencia.

¡Besotes!

4 comentarios:

Castor vs Pollux dijo...

Recuerdame que te pase un artículo que me leí hace poco sobre la evolución del mito artúrico a lo largo de la edad media.

Un beso!

Andrómeda72 dijo...

Pues sí, porque evolución ha tenido, qué duda cabe, y son muchos los que se muestran interesados con este tema.

Hay mucho que aprender sobre el ciclo artúrico. Recuerda que a ti una vez te dijeron que eras.., ¿quién, Galahad? No me extraña: no estaban muy desencaminados, oshe.

Galahad era el hijo "bastardo" (mira que me gusta poco y me da asco esa palabra.., que ni siquiera entra dentro de mi escala de valores, oshe) de Lancelot y Elaine de Carbonek, reconocido por su gallardía y pureza. Merlín profetiza que Galahad superaría a su padre en valor, y que alcanzaría el Santo Grial.

Dicen los estudiosos del ciclo artúrico que la "pureza" de Galahad puede referirse tanto a su castidad, como a su ausencia de pecados. No estoy de acuerdo. Más bien, creo que el Grial no es más que el conocimiento y la alquimia de uno mismo, y por tanto, si Galahad lo alcanzó, fue porque vive y piensa a un nivel completamente diferente al de los demás Caballeros de la Tabla Redonda.

¿Me explico? Lo que ven los ojos de Galahad.., no lo ve ninguno del resto de los Caballeros de Arturo.

De hecho, Galahad está tan fuera de este mundo, que cuando alcanza el Grial, es elevado al cielo, a la manera de Enoch, dejando atrás a sus compañeros.

Envíame ese artículo, please.., seguiremos hablando después de ángeles, demonios, putas, reinas, reyes y demás arquetipos :-)

Castor vs Pollux dijo...

Me temo que no podré enviartelo, tendré que dartelo en persona... Que no todo está aun en internet. Todavía existen artículos interesantes en papel, jajaja...

Andrómeda72 dijo...

¡Perfecto, entonces! :-)