Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

miércoles, 20 de mayo de 2009

El brillo de una estrella en el espacio

Escúchame, padre, desde la inmensidad en la que sé que permaneces ahora, velando por nosotros. ¿Te acuerdas?

Padre, yo siempre fui tu "gitanita", ¿verdad?

Te gustaba verme cantar y bailar, padre.., ponerme encima de la mesa para que me moviera. Para que sacara fuera, en un momento, todo lo que siempre he llevado conmigo.

Un día me dijiste: "tienes corazón de león". Tenías tanta razón, y yo no lo sabía...

Padre, ¿te acuerdas, te acuerdas de cuántas, cuántas veces nos pasamos mirando el cielo noches enteras? Y cuando tú traías ese aparato tan grande, que usabas en la obra, y nos pasábamos las horas muertas mirando la Luna, o buscando, buscando, buscando, tú ya sabes el qué :-)

¿Recuerdas, padre, lo que nos decíamos? Que no nos importaría a ninguno de los dos marcharnos lejos, muy lejos, en una magnífica nave espacial, para perdernos en las profundidades del espacio infinito... Que no tendríamos nunca miedo a lo desconocido. Que adorábamos volar. "Eres líder", me dijiste, y yo me reía. Nunca sentí en mi el aliento ni la fuerza del líder. Aún no comprendo qué querías decir, ni por qué.

Ésta, padre, es Linn Minmay. La conocí hace poco, bien es verdad. ¿Sabes? No sé por qué te estoy hablando ahora, hoy, padre, de todo esto. Será que el Sol se alinea ahora mismo con las Pléyades, en Tauro, y que está conjunto a mi Mercurio retrógrado, el cual revisa y revisa cuestiones del ayer. Será que Tauro ocupa gran parte de mi Casa 8, la de la muerte, y que he venido, entre otras cosas, a revisar muchas de las cuestiones y a ponerlas frente al mundo, para que nadie se engañe ya más.

Será que ese Sol y esas estrellas y ese Mercurio se encuentran hoy en oposición a Neptuno, padre.., y que por eso me siento así: como si todas las compuertas de mi llanto se hubieran abierto hoy, víctimas de un poder transformador ineludible.

Ésta es Linn Minmay, padre... Tiene la edad que yo tenía entonces, ¿te acuerdas? ¿Qué te parece, no es preciosa? Tú bien sabes que yo sólo canto en privado, que sólo canto cuando mi alma se me desborda a chorros por la boca. Que es difícil que me ponga delante de un grupo grande de gente y que les abra mi corazón. Yo, padre, sólo puedo abrir mi corazón de a poquitos, o se me derramará entero y lo perderé.

Como ella, como Linn Minmay. ¡Era tan joven!

Tan joven, y tan inexperta.

¿Pero sabes, padre? El tiempo no es más que una convención que hemos aceptado, no es más que una ilusión, como la Maya de los hindúes... Cualquier reikiano medio te lo podría constatar, sonriendo. Todos somos exactamente aquello que fuimos. Como tú.

Como yo. Como Linn Minmay.

No eligió bien, ¿verdad papá?

¿Por qué tuvo que hacerlo?

Minmay pasa sus días, padre, navegando por el espacio infinito... Debiéndose a su público, cabalgando por las estrellas, por las nebulosas, por las galaxias, por las constelaciones. Ella misma es como una estrella brillante en el más puro espacio eterno y azul. Su voz, su divina voz de cuento o de leyenda es la expresión sublime de Venus, es la emanación de un amor total que el común de los mortales jamás logrará poseer.

... Y quizá por eso, padre, le está negada la comprensión de lo que es el verdadero amor, el humano, el mortal... Eso que dicen.., eso que dicen por ahí...

¿Tú sabes lo que es el amor verdadero, padre?

Si lo averigüas, papá, cuéntamelo al oído, como en sueños... Como hacías otras veces, cuando te ibas a trabajar temprano y me arropabas con la sábana, y me besabas en las mejillas, acariciándome la cara.

... El león duerme esta noche, padre...

Tal vez mañana.., tal vez mañana no me equivoque.., pero eso quizá, tan sólo, sea.., tal vez.., mañana...

Hasta siempre, padre.

7 comentarios:

Corsario Sideral dijo...

Andrómeda....

Querida Andrómeda. Qué momento más inspirado, sensible y profundamente amoroso es que haz tenido al escribir esta joya.

Cómo es que cuando el arte llega inspirado del absoluto...

Andro querida, a mí también desde siempre me ha gustado el navegar en las estrellas.

Y la Arcadia ahora ya está lista para despegar!!

Besos!

Castor vs Pollux dijo...

Bu...

Andrómeda72 dijo...

¡Y tanto que del Absoluto!

De hecho, muchas veces pienso qué es lo que voy a escribir ese día, o al día siguiente. Esta vez no: me salió de dentro, directamente. Ya se sabe :-)

Sí: está lista. Para despegar.

Ya oigo cómo rugen los motores... Puedo oírlo desde aquí...

¡No esperes más, capitán!

Andrómeda72 dijo...

No te preocupes, Castor vs. Pollux.., mejor esto que el psiquiatra, como diría una que yo me sé...

¡XDDD!

No pasa nada, de veras.., es, simplemente, una reflexión en voz alta.

Castor vs Pollux dijo...

Mi expresión no era de preocupación, sino de ternura...

Lo que pasa es que precisamente ayer vi una foto de una niña buscando conchas en la playa, y me he acordado.

Se que era una reflexión, así lo he entendido, se que necesitas reflexionar en voz alta, como yo a veces necesito hacerlo en silencio.

Un beso.

Andrómeda72 dijo...

Si tú supieras lo que yo sé.., si tu vieras lo que yo he visto.., te preguntarías un día detrás del siguiente, una hora detrás de la siguiente, cuándo hablar y cuándo callar.

... Pero no todo el mundo quiere hacer excursiones por el monte.., y no todo el mundo quiere hacer excursiones por otros sitios más "raros"...

En fin.., como dijo Quevedo, que a ti tanto te gusta:

"No he de callar por más que por el dedo/
Ya tocando la boca, o ya la frente/
silencio avises o amenaces miedo.

¿No ha de haber un espíritu valiente?/
¿Siempre se ha de sentir lo que se dice?/
¿Nunca se ha de decir lo que se siente?"

¡Besotes!

Andrómeda72 dijo...

Sí: por cierto, que ya imagino que vas a decirme que parezco el replicante de Blade Runner.., ¿pero cómo quieres que lo exprese de otra forma?

Al fin y al cabo, no creo que lo haya vivido, visto y sentido por un especial don, que sé que todos, en mayor medida, lo tenemos.

Simplemente, fui a buscar peces en la orilla, y me encontré con Moby Dick.., porque quise.

:-)