Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

jueves, 19 de marzo de 2009

Rodrocrosita: la Rosa del Inca

El otro día tuve la suerte de poder asistir a una exposición de fósiles y minerales en la Escuela de Minas de Madrid.., y allí disfruté de lo lindo. Me regalaron una rodocrosita (gracias, gracias :-), una piedra que llevaba largo tiempo persiguiendo, y que sólo encontraba en tiendas especializadas a un alto precio.., o no tan especializadas, pero en forma de joyas, rodados, etc. Para trabajar con minerales prefiero hacerlo con piedras en bruto: al parecer, sus propiedades se mantienen más puras.

La rodocrosita, también llamada "Rosa del Inca", es un mineral cuyo color varía del rosa al naranja, más o menos intenso. Algunas personas lo confunden con el cuarzo rosa, pero suele tener vetas blancas, y es mucho menos común. Procede de países como Estados Unidos, Sudáfrica, Rusia, Perú, Chile, Argentina o Uruguay.

Está compuesta de carbonato de manganeso, y en su forma más pura presenta un característico color rosa rojizo. Se usa muchísimo en joyería y ornamentación, especialmente en la Argentina, donde es considerada piedra nacional. Realmente, es una piedra que llama poderosamente la atención: ayer me la llevé a la oficina, y a las mujeres, sobre todo, les encantó muy especialmente.

Representa el amor desinteresado y la compasión. Se dice que imparte una actitud dinámica y positiva en la vida. Es una piedra excelente para el amor y las relaciones en general, y la aconsejan para librarse de traumas relacionados, por ejemplo, con el abuso sexual o los recuerdos de malas relaciones conflictivas.

Su acción más importante opera sobre los chakras del plexo solar, corazón y básico. Enseña, de esta manera, a asimilar los sentimientos dolorosos sin cerrarse, y deshace la negación de la conciencia. Trae suavemente, así, a la superficie los sentimientos dolorosos o reprimidos, permitiéndoles ser reconocidos y disipados, mediante una especie de gran liberación emocional.

También ayuda a identificar patrones de comportamiento repetitivos en las relaciones, mostrando el propósito real del alma que se oculta detrás de estas dolorosas experiencias. Esta piedra insiste en que afrontes la verdad sobre ti mismo en tus relaciones con los demás, sin excusas ni evasión, pero con una conciencia altamente amorosa.

Por ello se puede decir que la rodocrosita mejora la autoestima y alivia muchísimo la tensión emocional. También fomenta la creatividad, así como una actitud positiva en la vida, y los estados oníricos.

Emocionalmente, y para resumir, la rodocrosita favorece la expresión espontánea de los sentimientos, incluyendo los impulsos eróticos y pasionales. Eleva los estados de ánimo depresivos y aligera la vida.

Según una antigua tradición, ya los incas utilizaban esta piedra con fines ornamentales, de ahí su otro nombre. A ese respecto, os incluyo este enlace en el que podéis leer esta bonita leyenda, que hace referencia a esta piedra. Como muchas otras leyendas, teñida a la vez de hermosura y de manifestaciones más o menos dramáticas.

¡Saluditos!

4 comentarios:

mhyst dijo...

Holasss!
Qué callao te lo tenías, ¿eh?
¿Ende cuando aceptas comentarios?
jajajaja

Pos fijate que he seguido leyéndote cada día y no me había dado cuenta hasta hoy. Anda que...
Bueno, que muy interesante siempre lo que escribes.

Besitos

Andrómeda72 dijo...

¡Andaaaa! ¡Si es el amigo Mhyst! Qué alegría, jejeje.

Pues mira que precisamente ayer me acordé de ti. Nada chico: hay que dejarse de tonterías, así que volví a poner los comentarios.

Muchas gracias por seguirme. Me alegro que estas pequeñas aportaciones os alegren un poquito la vida, u os puedan servir.., ¡para lo que sea!

Tengo ya nuevos proyectos en mente, que la semana que viene comentaré. Mientras tanto, mañana, ya publico una nueva de Astrea, ¡que sé que te gusta!

Besotes!

Anónimo dijo...

La rodocrosita es bellísima doy fe.. tengo dos: una con una veta blanca y otra con circulos concéntricos grises. Las recibí como regalo de una hermosísima amiga argentina y desde que están conmigo siento más amorosidad dentro de mi, pero amorosidad de la buena, algodonada XD, de hecho la llamo "osita amorosa" en vez de rodocrosita. Es una piedra de "estar a gustito" . Muchos besos hermosa y gracias por abrir otra vez los comentarios.
Melenis.

Andrómeda72 dijo...

Holaaaaa, Melenis! Me alegro de verte por aquí, jejeje... Las de círculos concéntricos grises también las he visto, y resultan muy elegantes, en combinación con el color rosa, séeeee... Es cierto lo de la "amorosidad": el otro día, que recibí reiki, sentí la necesidad de ponérmela sobre el coronario: no veáis qué suspiros soltaba yo.

Esta piedra es mejor que un calmante, jajaja. Hasta la gente la ve y le resulta, ya de por sí, amistosa. Es similar al cuarzo rosa: pero mucho más potente, y trabaja a niveles aún más profundos.

¡Muaaaaks! ¡Besoooootes! ;-)