Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

lunes, 2 de marzo de 2009

Meditación: mano a mano contigo mismo

Os escribo esta vez desde la quietud de mi cuarto (bueno, quietud relativa: porque tengo aquí a mis pájaros, y no hay quien de pie con bola del escándalo que montan, jajaja). He cogido una semana de vacaciones que me debían, para poder asistir, entre otras cosas, a la operación de un familiar muy cercano. Así pues, en estos momentos lanzo este mensaje a las ondas on-line desde la paz de mi hogar.

Hoy, como hace muy poquito que hemos pasado la meditación de la Luna Nueva, quiero hablaros algo sobre eso. Antes de unirme al grupo de las "luneras", como decimos (un grupo de mujeres y escasos hombres, que cada lunación meditan sobre los contenidos astrológicos de su Luna en cada Casa del Zodíaco), empecé "a mi bola" (como acostumbro en infinitas ocasiones) a meditar un poquito por mi cuenta.., a ver qué conseguía.

Simplemente, me tumbaba en la cama, a ver qué pasaba, con ánimo absolutamente cercano a la exploración; pretendía concentrarme en nada más que en mí misma. Quería, en un principio, saber si lograba "ver cosas". Y efectivamente: en aproximadamente dos meses, conseguí concentrarme tanto, tanto, que había veces en que sentía que me "iba" de mi misma, a un lugar extraño que me asustaba bastante. Veía, claro que veía: imágenes bastante raritas en ocasiones. Preguntando por ahí a gente más experimentada, llegué a la conclusión de que se trataba de las famosas imágenes "hipnagógicas" del subconsciente.., una especie de contenidos algo alocados de la propia mente, que la mayoría de las veces eran más una distracción sin sentido que otra cosa.

Luego, conseguí controlar todo aquello, y quedarme centrada exclusivamente en mí misma, en un punto fijo de mi propio ser. La concentración siempre se me ha dado bien, desde luego, y creo que pude obtener este estado mucho más rápido de lo que lo alcanzan algunas otras personas. Tengo que decir que creo que la práctica del reiki me facilitó mucho esta tarea. Algunas veces, "veía", teóricamente a escasos centímetros de mi "cabeza", una especie de mandorla o figura oval perlada. Los entendidos me comentaron que, en esos momentos, iba por el buen camino.

Meditar no consiste en ponerse a reflexionar sobre el asunto de la Cuadratura del Círculo, por poner un ejemplo, y como mucha gente todavía hoy cree... Meditar es, más bien, aprender a sentirse y encontrarse en intimidad verdadera y real con uno mismo. Es un estado de plena conciencia del Ser de cada uno, de lo que auténticamente somos. Es Ser, es sentirse íntegramente vivo y consciente, en el aquí y el ahora. No es como dormir, pero mi experiencia personal indica que se descansa, de alguna manera, el cuerpo y la mente: y mucho, por cierto. Meditar nos vuelve más centrados, menos ansiosos. Podemos encontrar dentro de nosotros mismos auténticos recursos de paz y de felicidad personales, que no podríamos hallar de otro modo, o que nos costaría muchísimo más lograr por medio de otras técnicas diversas.

Últimente, he conseguido utilizar la meditación para acceder, precisamente, a muchísimos contenidos que subyacen en mi mundo incosciente, pero de una forma bastante más controlada que en el pasado... Soy una buscadora incansable de respuestas.., y como tal, no cejo en la infinita búsqueda que nos atañe.., que indefectiblemente debería ponernos en contacto con nosotros mismos, al fin y al cabo, como objetivo primordial. Ahora, comprendo muchísimo mejor qué me quieren decir mis meditaciones (usualmente, incluso nada más recibir una serie de imágenes, aparentemente sin sentido, puedo dar con la base fundamental del mensaje que realmente me interesa). Antes, necesitaba que alguien ajeno a mí interpretase todo eso... Hoy, estoy en condiciones de poder decir que, el 90% de las veces, soy yo misma la que, a mí misma, ¡me hago la pertinente intrepretación XDDDD!

En otro post os explicaré algunas de la técnicas que he utilizado y aún utilizo. La verdad es que cada vez me es más fácil entrar en ese estado sin ningún tipo de ritual excesivamente complejo. Pero sí que, al comienzo de la práctica, considero que uno debe someterse a ciertas normas.., sobre todo, si le cuesta concentrarse en sí mismo, y acallar el infinito y constante sonido de sus propios pensamientos.

¡Saludotes!

No hay comentarios: