Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

lunes, 30 de marzo de 2009

Hipnosis: otra puerta al mundo espiritual

Bueno: pues aquí estoy. Vivita y coleando, jajaja.., ¿quién lo iba a decir, después de un fin de semana tan intenso?

Es broma, :-) ... Pero sí que es verdad que fue intenso. Muchos de vosotros me habéis preguntado sobre el curso de Ortohipnosis que empecé el pasado sábado día 28, con Horacio Ruiz... Como no quiero repetirme y ponerme pesada en diferentes foros, concentro aquí, en mi blog, todas las explicaciones ;-)

Nunca pude suponer que la hipnosis pudiera llegar a ser una herramienta tan familiar.., y tan terapéutica. De hecho, he roto muchos miedos y tremendas dudas ya en el primer módulo del curso, en el que se tratan las técnicas básicas y tradicionales de hipnosis. Quizá el hecho de que estoy muy acostumbrada a los que creo mal llamados "estados alterados de conciencia", me ha facilitado más aún este acercamiento a la hipnosis con fines terapéuticos.

La hipnosis es, como intento expresar en el título de la entrada, una vía más de acceso al mundo espiritual... Pero sobre todo, como herramienta de autoconocimiento, me parece estupenda. No hay que olvidar las posibilidades curativas de la hipnosis, en casos como fobias, adicciones, traumas profundamente arraigados, operaciones sin anestesia, partos, etc.

Mis compañeros de curso provienen de diferentes disciplinas de estudio, y son profesionales de ámbitos muy distintos... Las edades también son diversas, incluso sus lugares de residencia. Unos son muy sugestionables, otros muy racionales: pero todos, todos conseguimos caer en trance hipnótico sin mayores problemas. ¡Y aquí estamos, tan tranquilos! Os aseguro que, en manos de un profesional competente, y si uno es una persona normal, digamos estable, la hipnosis es menos peligrosa que el montañismo o alpinismo que servidora practica.

Ayer viví una de las experiencias más alucinantes que he tenido hasta el momento. La verdad es que estaba sumida en un "trance" hipnótico profundo, en el que por cierto (por si alguien aún duda) todos mis sentidos estaban alerta, y mi conciencia, razonamiento y lucidez me pertenecían 100%. NADIE QUE NO DESEE SER HIPNOTIZADO, una vez más, PUEDE SERLO. Todo eso son miedos, mitos e ideas preconcebidas y, además, falsas.

En un momento dado del "trance", Horacio me dijo algunas palabras al oído en otro idioma.., un antiguo idioma casi muerto ya; palabras y frases evocadoras, que no puedo repetir aquí (secreto del sumario, jajaja). Curiosamente, en ese momento comencé a experimentar una de las vivencias más extrañas que me han ocurrido nunca. Vi una gran luz.., enorme, gigantesca y brillante. Partía de mi interior, de mi propio ser. Era YO, y al mismo tiempo, era TODO. El poder que empecé a sentir, no hay forma de describirlo con palabras. Era PURO PODER, fuerza inaudita, inextingible, eterna. Incluso, jajaja, tuve aprensión, y en mis pensamientos (a la vez que alucinaba con aquel despliegue de energía brutal), recuerdo que me dije a mí misma "Dios mío, si esto sigue así, van a salir las sillas, las mesas, el proyector de diapositivas, volando disparados, y se va a armar la de Dios". Empecé a respirar con fuerza y violencia, a sudar copiosamente; las manos me vibraban, casi me parecía que salían chispas de ellas: como cuando hago reiki, pero a lo bestia. Mis compañeros se impresionaron y avisaron a Horacio. En un segundo, estaba fuera del "trance". ¡Así fue!

¿Qué fue lo que ocurrió en esos momentos? Pues no lo entiendo todavía.., pero seguiré investigando. ¡Ya lo averiguaré! He puesto esa foto en la entrada de hoy, porque es la imagen que más me hace vibrar, en referencia a lo que sentí en aquellos momentos. Algo inaudito, increíble.., y por lo que, aunque sólo fuera, ya merece la pena haber asistido al curso.

¡Saludotes!

7 comentarios:

To Visit My dijo...

your blog is well well well......

mhyst dijo...

Buenas!
Esto... ¿se puede uno desenamorar con la hipnosis? Sila respuesta resulta ser sí, ya estás preparando una sesión de hipnosis por email o algo parecido.

Besitos
PS: Hay que ver, qué cosas te pasan. Eso de la energía que dices... me dan repeluses de gusto. xDDD

Andrómeda72 dijo...

!!!!

¡Vaya!

Tú siempre planteándome cuestiones que me dan qué pensar... Imagino, por lo que yo he visto, que uno puede "desvincularse", "desapegarse" de cualquier cuestión, ya sea hipnotizado o no, siempre y cuando uno lo desee...

En este contexto, el enamoramiento sería una especie de "levantada de defensas" para permitir que una parte de mí aflore en mí; una parte del componente universal aflore en mí. En el enamoramiento tienen mucho que ver las proyecciones personales, tal y como yo lo concibo. El amor es otra cosa ;-)

Concibo dos tipos de amor, astrológicamente hablando: el amor normal, de pareja, mundano, por las cosas bellas, por un buen cocido, por disfrutar de algo hermoso y placentero; y el amor universal de Neptuno, que en buena lid, siempre y cuando no le dé por desviarse (cosa que hace a menudo por cierto), es un pedazo del cielo en la Tierra, amor universal o reflejo total del amor divino.

Aún así, adivina la pregunta que le voy a hacer el próximo día al bueno de Horacio... ¡Tomo nota, Mhyst! Se va a quedar "flipao", jejeje. XDDD

Saluditos, majo!

Capgirell dijo...

Andro, menuda experiencia!!!! me dejas anonadada

Andrómeda72 dijo...

¡Hola Capi! ¡Me alegro de verte por aquí! Sí: yo todavía estoy flipando con la "experiencia". Mira, estoy leyendo un libro sobre experiencias fuera del cuerpo, en el que se pone literalmente en un párrafo "Si nuestra frecuencia interior no es igual que el nuevo entorno que visitamos, experimentaremos una luz cegadora y una sensación aplastante de intensa energía". ¡Vaya! ¿Podría haberse tratado de esto?

El libro se llama "Aventuras fuera del cuerpo", de William Buhlman. La editorial es Sirio, y se lo recomiendo encarecidamente a todo el mundo.

¡Besotes, Capi! ;-)

Anónimo dijo...

Yo de manera muy seria tenga la misma pregunta. Puede la hipnosis ayudarnos a despegarnos de un sentimiento o una persona? Yo no sé mucho pero me imagino que sí, los amores enfermisos deben estar más en la psiquis que en el corazón, y yo quieor librarme de uno.
Alguna sugerencia, algún ñlibro para yo leer.
EN SERIO LO AGRADECERÍA MONTONES!!!

Andrómeda72 dijo...

Hola, anónimo: por supuesto que puede ayudarte. Si la cosa es ya difícil y se alarga mucho en el tiempo, quiere decir que "hay mar de fondo" (o sea, que uno se siente apegado a esa persona o situación por un buen motivo, un motivo determinado que no logra comprender, pero que subyace en nuestro incosciente).

Sesiones de hipnosis centradas sobre ese mismo tema pueden ayudarnos a desvelar por qué ocurre esto, y romper el condicionamiento, por supuesto.

¿Algún libro por leer? Te recomiendo uno de Walter Riso "Los límites del amor". Grupo Editorial Normal

También "Lazos de amor", de Brian Weiss, todo un clásico sobre la teoría de las almas gemelas.

¡Suerte! Un beso!