Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

miércoles, 4 de marzo de 2009

El sacrificio neptuniano, según Liz Greene

Sigo adelante, leyendo ese interesante tratado de sabiduría filosófica-psicológica-astrológica que es "Neptuno", de Liz Greene... Como alguna gente del foro de astrología estaba precisamente muy interesada por esta obra, y me resulta absolutamente imposible resumir tamaño "tocho" en pocas palabras, he resuelto extraer algunos de los conceptos claves que me han parecido más importantes de la lectura de esta obra.., aunque tengo que recordar que aún voy por un tercio de la misma, aproximadamente.., ¡y eso que ya llevo con ello como 15 días!
Bueno.., una vez dicho esto, vamos allá ;-)
---------------------------------------------
"El rechazo neptuniano de los instintos es un fraude. No hay un auténtico sacrificio, sino sólo un intento de huida. Se nos deja con una amputación autoinflingida, cuyo resultado es el papel de víctima, el resentimiento perpetuo, y la incapacidad tanto de valorar la vida, como de valorarnos a nosotros mismos"

"En el núcleo de la búsqueda de redención del anhelo neptuniano está la esperanza de que algún Otro nos proporcione la energía, la esencia y el sufrimiento necesarios como para hacernos sentir limpios y queridos. Parece desvanecerse la posibilidad de que los seres humanos, expulsados del Paraíso y esforzándose por llevar la carga de una oscura pérdida de la gracia, podamos encontrar en nosotros mismos la capacidad de perdonarnos y de amarnos, para que podamos llevar a cabo el acto de nuestra propia redención"

"Creo que éste es el significado más profundo de Neptuno: no hemos de renunciar a nuestra felicidad ni a las cosas que nos brindan alegría, sino a la "negociación" que llevamos a cabo secretamente, con la esperanza de que otra persona nos redima"

"He observado este proceso de sacrificar una fantasía de redención que a uno le es muy querida, por mediación de la pérdida de una persona, cosa o situación sobre la cual se ha proyectado la imagen del redentor. Al parecer, siempre hay una oportunidad de descubrir dónde hemos estado haciendo trampa y, por lo tanto, de entender la verdadera naturaleza del amor, que contiene respeto, en contraste con el anhelo de la fusión original, que puede pisotear otras fronteras. Un tránsito, sin embargo, de Neptuno fuerte, no garantiza que aprovechemos tal oportunidad. Es más frecuente que achaquemos la pérdida generada por los tránsitos difíciles de Neptuno a la falta de corazón de otra persona, y vayamos, como era de prever, en busca de un nuevo redentor"

"Si el sacrificio neptuniano es un martirio voluntario realizado con la esperanza de la redención, se convierte en lo contrario. Hay una demanda personal ligada con esa entrega, que entonces en modo alguno es un sacrificio. Es un trato: un intento de negociar con Dios o con la vida. Distinguir la diferencia puede ser uno de los factores más importantes, cuando se trata de trabajar, de una forma constructiva, con un Neptuno natal difícil"

"A veces, la crucifixión autoimpuesta de Neptuno se expresa mediante una renuncia a toda felicidad personal: la actitud de que "está bien" sentirse desdichado y desvalido y de que, de alguna forma, la frustración y el tormento que experimenta el nativo en su interior, al renunciar a la satisfacción personal, darán como resultado la redención, en este mundo o en el próximo"

---------------------------------------------------------------------------------------------
Bueno: como muestra, un botón.., yo creo que es suficientemente sugestivo el tema del supuesto sacrificio neptuniano, ¿verdad? El caso es que hay un cierto.., error etimológico, vamos a decir. Resulta que el término, tan común, "sacrificio" viene del latín "Sacrum Facere".., que no quiere decir precisamente que nos tenemos que sacar las entrañas, sino, por el contrario, y literalmente, lo que significa es.., ¡"Hacer Sagrado"!

Por cierto, el objetivo real de todo sacrificio es el de que el oferente se haga uno con la Divinidad. Según la Wikipedia, ese compendio de sabiduría on-line que muchas veces consulto, "la ofrenda no se convierte en sacrificio sino hasta que el don visible (que se entrega) no sufre una transformación". Entonces, me pregunto yo: ¿qué tal si en vez de hacer una transformación física, como matar algo, quemarlo, lapidarlo, ahogarlo.., no procuramos hacer lo mismo con nuestro Ser Interno? ¿No será mejor el sacrificio, y más efectivo y "sagrado", como su propio nombre indica.., desde este "innovador" punto de vista?
----------------------------------------------------------------------------------------------
He puesto la imagen de El Colgado del Tarot, Arcano Mayor número XII, como ejemplo del significado y simbolismo arquetípico del sacrificio de Neptuno. Efectivamente, el Colgado representa más bien el sacrificio interior, el sufrimiento del Ser debido a la lucha que se trae consigo mismo para depurar y ajustar todas sus creencias y vivencias. Cualquier otro punto de vista del sacrificio, sinceramente, me parece malsano. La inmovilidad del Colgado es aparente, ya que siempre, siempre, podemos actuar. Él se somete a sí mismo a esta prueba, para aprender, para depurarse, para perfeccionarse...

En otras palabras, y resumiendo: el sacrificio que impone Neptuno no será tal, si no comprendemos que, realmente, la separación de Dios es ilusoria. Nunca fuimos expulsados del Paraíso, sino por nosotros mismos. Nunca nos separamos del Otro, sino que somos uno con él.

Todos somos la misma cosa.., y el dolor de la separación y la soledad es una trampa de la mente.

El engaño de Neptuno, simplemente, es un reto: nos inmoviliza y nos hace creer que somos víctimas.., para ver si nos tragamos nuestra propia farsa.

¡Saluditos, amigos!

No hay comentarios: