Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

lunes, 17 de noviembre de 2008

Reiki: crisis de sanación II

Debe ser que las secuelas de la gripe y el paso de hoy por el ginecólogo para una revisión general me están forzando a ahondar más sobre el significado último de la salud, y todos los procesos de la enfermedad, a un nivel holístico del individuo... En fin. Hoy acometo de nuevo con las famosas "crisis de sanación" del reiki, a ver qué fenómenos raritos nos podemos encontrar en ese ámbito ;-)

Pues básicamente, estas crisis pueden mostrar, por mi propia experiencia y por lo que he leído y/o estudiado con mis maestros, algunas de las siguientes formas:

- Piel: sudoración extrema (a mí personalmente me ocurre cuando practico o, más bien, "entrego"-como me gusta a mí decir- reiki). Hay gente a la que le salen granos, sarpullidos y erupciones varias. No hablemos de mis variados conocidos y/o amigos, con psoriasis, eccema crónico, vitíligo, etc.., un recrudecimiento de las lesiones es bastante posible.

- Intestino: aumento de la frecuencia de las evacuaciones. Aunque suene a coña, es algo muy común. Hay gente a la que le da una soberana diarrea, que también los conozco. Por no hablar de que puede haber cambios en el color, olor o consistencia de las heces. Todo es posible, con tal de que el cuerpo elimine lo que le sobra.

- Riñones y aparato excretor de orina: puede uno ir al servicio muchísimo con motivo de una buena sesión de reiki (a servidora también le ha ocurrido esto, de veras). Notar que la orina es más oscura, o más clara, o que huele distinto.., o que se incrementa la cantidad normal de la que excretamos habitualmente. Siempre digo que con reiki (como con el buceo, una afición mía) es muy conveniente beber muchísima agua. Tanto el que da, como el que recibe. Somos agua en una proporción tremenda. Y el agua tiene la virtud de limpiarnos.., por dentro y por fuera, de todo tipo de toxinas y elementos dañinos para nosotros.

- Aparato respiratorio: otro de los elementos que servidora ha sentido mejorar a ojos vista, en sus numerosas sesiones de reiki... Estoy dejando de fumar gracias al reiki (ya no me fumo más que de 1 a 3 cigarros al día.., y hay muchos días, como hoy, en que la dosis se queda en 0). Digo gracias al reiki, porque ni me lo he propuesto, ni estoy usando parches, ni chicles de nicotina, ni nada de nada. Simplemente, se me quitan las ganas de fumar, y ya. No tengo "mono", no sufro por no fumar. No me acuerdo de hacerlo, se me olvida, la verdad. Anteriormente, sobre todo en torno a la tercera iniciación de nivel III, he notado que limpiaba poderosamente mi cuerpo, precisamente mi aparato respiratorio. Como si hubiera sido un purgante esa poderosa energía universal. Se trata de un proceso de desintoxicación en toda regla. Y sería más rápido, si no tuviera, creo yo, tanto nerviosismo interno yo misma: un problema que poco a poco voy solucionando, aprendiendo a manejar la presión externa.

En fin, éstos son algunos de los síntomas que puede dar una buena y verdadera "crisis de sanación reikiana". Pero todavía hay más, como en los dibujos animados :-). Otro día seguiré contándoos mis bizarras "experiencias".

¡¡Besotes!!

No hay comentarios: