Coaching transpersonal


Cursos de reiki, registros akáshicos, tarot y astrología kármica.

Cartas astrales, lecturas de tarot, lecturas de Registros Akáshicos, regresiones, maestra terapeuta reiki.


shandromeda@yahoo.es
Twitter: @Shandromeda27
Facebook: www.facebook.com/luzdeandromeda72

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Almas gemelas

Así que almas gemelas, ¿eh? ¡¡Qué bonito!!

Que el Absoluto me asista a la hora de comunicaros exactamente lo que quiero decir ahora...

Cuando éramos niños, muchos habremos visto películas de Walt Disney... Cierto que sí. Pero ya, muchos también, no somos niños. Muchos estamos despiertos, o en proceso de estarlo. Y como dije en otra ocasión, no nos vale conformarnos con mitos y leyendas.

Ya no es el momento de hablar con parábolas.

Practico astrología, y analizo (o lo intento) sinastrias y cartas compuestas, entre otras cosas... Marcan las relaciones entre dos personas, incluso entre más. Derivé hacia la astrología kármica en busca de respuestas. Porque he visto muchas cosas extrañas, dolorosas, tremendas.., analizando cartas ajenas y la mía propia.

He visto grandes amores. Los he visto iniciarse y desvanecerse en esta vida, y sólo tengo 36 años. Lo he visto en el mundo "real", y lo he visto en la astrología. Ha habido gente que me ha consultado al borde mismo del suicidio, lo juro. He sufrido con su desesperación, me he alegrado con su dicha, y me he hecho siempre las mismas eternas preguntas. ¿Por qué? ¿Para qué?

He podido, a Dios gracias, sentir el amor en mi propia carne... Lo he gozado, y lo he sufrido. A Dios gracias mil veces y eternamente. Que nunca se aparte de mí el amor en la forma que adopte, para siempre.

Hay lazos y lazos... Ninguno es idéntico a los demás. En las cartas, que al fin y al cabo no son más que mapas en la ruta de la vida, se puede desentrañar, con técnica e intuición, qué es lo que ocurre entre dos seres. Y hay lazos profundamente kármicos, esto es, relaciones que aparecen con un propósito determinado. Que nos enseñan, que nos ponen a prueba, que nos lanzan como a naves espaciales a toda máquina hacia delante, en el incierto camino de la vida.

Algunas son efímeras como las rosas del otoño... Otras son para siempre.

Entre las que son para siempre, podríamos encuadrar eso que todos entendemos como "almas gemelas". Daniel, mi maestro de reiki, afirma (y no sólo él, entre las personas que conozco, aunque cada uno lo explica a su manera) que pertenecemos a una determinada "familia" espiritual. En ella encontramos nuestro apoyo. No estamos solos. Podemos verlas, podemos disfrutar de ellas en este plano material. O quizás no: quizás nuestros amigos, nuestros compañeros, nuestros grandes amores, se encuentren en otro plano en estos precisos momentos.

Pero la muerte no existe. Thanatos, como pensaba estos días, no es más que el sutil y falso alejamiento de Dios. Es una ilusión. No nos perdemos a nosotros mismos, ni a los que amamos. Todos estamos inscritos, como dioses, en la bienaventurada rueda de la Vida.

Por eso, realmente, no hay nada que temer.

Si tenéis la fortuna de encontraros en esta vida con una de estas almas, y si estáis despiertos, os daréis cuenta. Os daréis cuenta del lazo, del profundo e imperecedero lazo de amor que os une. No os importará nada el tiempo, ni la distancia, ni ninguna otra consideración ética, moral, social, religiosa... No hay fronteras, no hay barreras. Permaneceréis uno al lado del otro eternamente, reconociéndoos en vuestra propia y magnífica individualidad.

Ya lo he dicho otras veces: puede ser vuestro abuelo, vuestra madre. Puede ser vuestro hijo, vuestra amiga del alma. O vuestra pareja, la ecuación perfecta según nuestra limitada comprensión de las cosas. Abrid los ojos y percibiréis cómo encajáis de forma perfecta. No temáis, porque son lazos eternos. Nada, ni en el Cielo, ni en la Tierra, ni en ninguna otra parte, se atreverá a disolver vuestra unión. Puesto que es sagrada.

Algunas os harán sufrir enormemente. Hay que analizar el por qué de todo ese sufrimiento. Puede que os separéis materialmente.., puede que no. La astro kármica puede dar muchas respuestas a todas esas preguntas. Puede aliviar, muchísimo, vuestro sufrimiento. Todo sufrimiento tiene un por qué. Toda dicha también lo tiene. Ni género, ni edad, ni posición social. Nada de eso tiene sentido cuando hablamos de gemelos del alma.

Así es.., y así será por los siglos de los siglos...

Tenemos muchos compañeros del alma, pero una sola alma gemela.

Os paso estos links por si queréis leer más al respecto:

Una buena aproximación al asunto:
http://www.wikilearning.com/curso_gratis/almas-definicion_caracteristicas_invocacion_y_visualizacion_del_alma_gemela/2238-8

Encuentros y desencuentros:
http://talisman.iespana.es/saber/almasgemelas.html

No hay comentarios: